7 razones por las que debes practicar Crossfit

Si te gusta el ejercicio de alta intensidad, odias la rutina y eres una enamorada del trabajo duro, el Crossfit es para ti. Si todavía no sabes muy bien de qué se trata, consiste en un sistema de entrenamiento de fuerza y acondicionamiento creado por Greg Glassman, basado en ejercicios funcionales de alta intensidad que varían constantemente.

Como breve introducción, te podemos decir que al lugar donde se realiza Crossfit se le llama Box y que el WOD (Workout Of the Day) consiste en la combinación de ejercicios que se realizan en un tiempo determinado durante la clase.

Si nunca has practicado Crossfit, lo más probable es que antes de todo tengas que realizar clases de nivelación, debido al conocimiento que se debe tener antes de ejecutar los movimientos. Algunos Box les hacen a sus novatos un programa especial, que suele durar unas semanas. Luego, ya se puede empezar a practicar libremente.

Si todavía no sabes si el Crossfit es para ti, te diré por qué deberías hacerlo o al menos probar:

  1. No te gusta la rutina. Si necesitas mucha acción, acá la encontrarás. Ningún día es igual, por lo que jamás te aburrirás. Las clases en cada Box son distintas, pero en general en todos los lugares se intenta que se trabaje todo el cuerpo a través de diferentes ejercicios.
  2. Necesitas que te presionen. Si tu problema es que vas al gimnasio, pero no te exiges lo suficiente, lo más probable es que más temprano que tarde termines abandonándolo. En Crossfit, las clases son guiadas por los coaches, quienes además de supervisar que los diferentes movimientos estén bien ejecutados, te animarán y presionarán cuando estés haciendo el WOD, que es con tiempo.
  3. Eres competitiva. Haciendo Crossfit no sólo competirás con el resto, sino también contigo. El factor del tiempo y el que las clases sean grupales, incentiva que te esfuerces lo más posible para terminar el WOD dentro del tiempo y ojalá de los primeros.
  4. Las pesas son lo tuyo. A diferencia del gimnasio, acá aprenderás a usar las pesas de una manera que probablemente antes no te habías dado cuenta. Si no te agradan demasiad, no te compliques porque no todos los ejercicios se basan en el uso de éstas, hay mucho trabajo de flexibilidad, equilibrio y resistencia.
  5. Quieres conocer gente. Sí o sí conocerás a más personas y hasta puedes llegar a armar un grupo de amigos. Si algo tiene el Crossfit, es que se forma una comunidad alrededor de este sistema de ejercicios adictivo.
  6. Te gusta ejercitar todo el cuerpo. Como mencioné más arriba, aunque el Crossfit utiliza en varios ejercicios mancuernas, pesas y kettlebells, no necesariamente es lo único que usarás. También hay que correr, hacer lanzamientos de balón y saltar cajones y la cuerda, además de hacer muchos burpees.
  7. Buscas cambiar tu figura rápidamente. Haciendo Crossfit es casi seguro que generarás cambios a nivel físico. Pero para eso influyen tres factores: frecuencia con la que asistes a clases, alimentación y los pesos que levantas. Aunque al principio es obvio que levantes poco peso, con el tiempo podrás sumar más libras, y esto sumado a las repeticiones harán milagros en tu cuerpo. 

Foto: Pexels

Imagen de Daniela