Derribando mitos sobre los deportes de contacto

En más de alguna ocasión soñamos con practicar algún deporte más rudo, pero luego de pensarlo un rato, nos frenamos por temor a recibir un golpe o ser la única mujer en el grupo. Sin embargo, muchas veces sólo se trata de desconocimiento.

A continuación, intentamos despejar algunas de esas dudas y temores. Sin duda, te puede ayudar a decidir si darles o no una oportunidad.

Me pegarán

Esto es parte del entrenamiento y siempre se hará con cuidado: utilizando protecciones o sólo marcando los movimientos. Nadie se mata en las clases. La idea es ir prefeccionando los movimientos, revisar técnica y ejecutarlos con los demás compañeros.

Habrán muchos hombres y pocas mujeres

Depende, hace algunos años que las mujeres se están inscribiendo en este tipo de deportes. También hay escuelas que crean clases especialmente para mujeres. Pero mi recomendación es inscribirse igual, no porque haya hombres será más dicíficil. Ellos controlan sus movimientos y fuerza, por lo que nunca te dañarán.

Me obligarán a competir.

No lo harán. Si bien a todos los entrenan con el espíritu de sana competencia, si no estás lista o no quieres hacerlo, simplemente nadie te obligará.

Sólo es patear y pegar

Nada más alejado de la verdad. Obvio que harás esto, pero también tendrás un espacio para el calentamiento, que es bastante agotador, y el estiramiento, donde no te salvarás de saltos, burpees y muchos abdominales. Además, cada deporte tiene diferentes entrenamientos pensados en fortalecer y desarrollar ciertas habilidades, lo que también dependerá de la escuela.

Es muy caro

En realidad, esto depende del lugar en que entrenes, pero generalmente los precios son accesibles, al menos en comparación con los gimnasios o con las clases de algunas disciplinas que ahora están de moda. ¡Suerte!

Foto: Pixabay

Imagen de Daniela