¿Eres una verdadera corredora?

¿Corres sólo cuando sientes deseos? ¿Empezaste a comprarte ropa deportiva? ¿Te inscribes a todas las careras? Si contestaste que sí a estas preguntas, es probable que seas una runner en potencia. Sabemos que existen distintos tipos de corredoras, dependiendo bastante de su capacidad, tiempo disponible y motivación. Como sea, nunca es tarde para evaluar qué tan corredora eres.

Veamos acá:

  • Mejoraste tu alimentación. Te diste cuenta que si quieres seguir progresando no puedes mantener la misma alimentación de antes. Ahora, incluso, estás pensando en visitar a un nutricionista o nutriólogo para que te asesore, no solo para verte mejor, sino que para mejorar tus tiempos y sentirte genial.
  • Anotas tus progresos. Al principio poco o nada te importaba ver cuánto avanzabas, porque la meta era poder correr al menos un minuto de corrido. Luego sumaste cinco, 10 y 15 minutos, y ahora es tiempo de ir por más. Pero antes, anotar cuánto avanzas en lo que importa.
  • Conoces más de un sitio web de running. Con el tiempo, van surgiendo cada vez más dudas, por lo que necesitas mucha información. Quieres saber cómo lo hacen quienes entrenan con éxito: qué comen, cuánto entrenan y cuáles son sus rutas preferidas, etc. Quieres saberlo todo.
  • Pusiste atención a tu ropa. En las primeras salidas a correr casi no importaba el tipo de ropa que usas. Sin embargo, mientras vas mejorando el tiempo y las distancias, te das cuenta que se necesita indumentaria óptima para sentirse cómoda.
  • Cambias las zapatillas con mayor regularidad. Sin importar el deporte, pero aún más en el running, se debe poner atención en el tipo de zapatillas, no todas sirven. Si antes eso te daba lo mismo, ahora no, y es por eso que buscas las mejores zapatillas según tu tipo de pisada.
  • Te inscribes en las corridas: ya pasaste por la fase de correr cerca de tu casa, en parques e incluso en los lugares donde vacacionabas. Ahora, quieres correr en las grandes ligas.
  • Tu redes sociales ahora son todo deporte: tus entrenamientos le quitaron espacios a fotos con tus amigos. Puede que no sea tan exagerado, pero todos entendemos. Ahora, hay links a carreras, información sobre el deporte, fotografías de nuevos paisajes que ves mientras corres y todo lo que indique que amas correr. 
  • Eres parte de un equipo de running. Esto puede ser tu primer paso o el siguiente, nunca se sabe. Pero si ya eres parte de un grupo de running sabrás de las varias ventajas que esto tiene, apoyo y conocimiento son algunos.
  • Crees que debes tener un reloj deportivo. Si, junto con la indumentaria y las zapatillas, poco a poco van surgiendo nuevas necesidades. A veces son costosas, pero si ya estás juntando dinero o te endeudaste para tener un reloj deportivo, puede que este amor por el running esté en fase de progreso.

FOTO: UNSPLASH.COM

Imagen de Fitness Nena Magazine