Estos son los beneficios de beber agua

No a todos les gusta beber agua, algunos prefieren hidratarse con jugos, agua de hierbas y bebidas. Sin embargo, no da lo mismo nuestra elección, pues lo óptimo es hacerlo con agua. Desde Sodexo explican que el agua es el elemento fundamental para vivir, pues podemos prescindir de otros nutrientes, pero no así de ésta, ya que es el pilar fundamental de las funciones fisiológicas básicas de nuestro cuerpo.

“La hidratación mejora el funcionamiento del cerebro, facilita el transporte de nutrientes dentro del organismo, regula la temperatura corporal, mejora la salud de la piel, favorece la digestión, aumenta la concentración, regula la actividad renal, diluye los líquidos del cuerpo, entre otros beneficios. Es fundamental tener el hábito de tomarla, pues la sed es un síntoma de deshidratación”, explica Paulina Hernández, nutricionista y jefa del programa Vivir Bien de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos.

Las necesidades de agua varían en función de las condiciones ambientales, fisiológicas, de las distintas etapas de la vida, y del ejercicio físico que realicen las personas, lo que incide en la pérdida de agua del cuerpo y de la cantidad que debe reponerse. En ese sentido, hay que destacar que la sed no es el principal indicador de la falta de líquidos en el organismo, porque actúa como señal de alarma cuando ya se ha producido algún grado de deshidratación y se ha perdido cerca de un 1% del agua del organismo. Si esta pérdida es del 2%, se reduce el rendimiento y la resistencia y a partir del 5% se puede producir una aceleración del ritmo cardíaco, apatía, vómitos y espasmos musculares

No obstante, los síntomas de la deshidratación desaparecen rápidamente cuando se repone el agua perdida. Entre 30 minutos y una hora después de beber el líquido suficiente, una persona que haya perdido hasta el 10% de su peso corporal se recuperará.

Recomendaciones al momento de hidratarnos

En relación a niños y jóvenes, las principales recomendaciones son beber líquidos en cada una de las comidas principales y entre las mismas, tomar ocho vasos al día, elegir los bebestibles según el nivel de actividad física realizado y aumentar la ingesta en época de calor, y antes, durante y después de realizar ejercicio. Asimismo, los adultos deben tomar de 2 a 4 litros de agua a diario. Sin embargo, existe la creencia de que podemos hidratarnos a través de los alimentos. Si bien es cierto que estos pueden contener agua, no cuentan dentro de los 2 litros diarios recomendados, pues la recomendación es en base al agua libre.

Algunas de las estrategias recomendadas para alcanzar este volumen, son:

  • Medir el agua tomada. Cómprese una botella y defina cuántas debe tomar al día (por ejemplo si la botella es de 500 cc, debe tomar 4 al día). Si lo pone como meta y lo hace consciente será más fácil adquirir el hábito.
  • Establezca horarios para tomar agua y para sus metas.  Las primeras semanas ponga una alarma que le recuerde y logre ser parte de su rutina. Con el tiempo verá que no necesitará de esta alerta.
  • Existen aplicaciones para incentivar el consumo de agua que son muy útiles para llevar un registro de la cantidad de agua bebida.
  • Las infusiones cuentan, pero no les añada azúcar y en lo posible tampoco endulzante.
  • Tome agua al despertar y antes de comer.
  • Tenga siempre a mano una botella de agua.

Foto: Unsplash.com

Imagen de Fitness Nena Magazine